Las parejas que duran tienen ciertas cosas en común que hace que a pesar de las situaciones y los problemas disfruten mucho compartir su vida con el otro, es decir les da y les aporta contenido significativo a su vida.


Las parejas que duran no son aquellas que no tienen problemas, que no discuten o pelean . . . son aquellas que pueden discutir y pelearse sin entrar en un conflicto de ego y lucha de poderes en donde el problema principal es el que se trata y no entran en dramas, conductas violentas o insultos y pueden llegar a un acuerdo y negociar con la finalidad de resolverlo.


Las parejas que duran pasan tiempo juntos y solos, no necesitan de otras parejas, amigos, familia o lo hijos para convivir entre ellos, su “persona favorita” sin duda es su pareja.
Las parejas que duran se besan diario en la boca y tienen sexo frecuente.


Las parejas que duran tienen un nivel de intimidad alto donde pueden demostrar sus sentimientos sin miedo a sentirse débiles o vulnerables.


Las parejas que duran saben disfrutar de la presencia del otro sin que necesariamente estén haciendo cosas juntos.


Las parejas que duran se buscan, tienen chistes locales, se gustan a pesar de los años.


Las parejas que duran tienen proyectos de vida juntos.


Una pareja que se lleva bien es indestructible ante el mundo, así que sin duda la mejor inversión a largo plazo es tener un vínculo fuertemente amoroso y profundo con tu pareja.

Siganos en:
Categorías: Blog

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *